lunes, noviembre 13, 2006

sobre el concepto de "holístico"


¿Qué es realmente ser "holístico"?

Hoy por hoy, la mayoría de los terapeutas complementarios aseguran practicar terapias holísticas, sin saber muy bien lo que eso
significa. Por otro lado, a un científico esto
le
suena a otro idioma. Y, sin embargo,
resulta que no todo
lo que es complementario
es, a la vez, holístico.



Hay quien dice que la palabra "holístico" provendría del inglés "holy", sagrado. Otros, más pragmáticos, dicen que la palabra es nueva y que define la globalidad mente cuerpo. Pero resulta que la palabra tiene su origen en el concepto de holografía. Si esas palomitas de las tarjetas de crédito que dependiendo de la luz y el ángulo con que se miren, cambian de posición y dan la idea de movimiento.

El proceso de la holografía es un proceso basado en la física y en el que se utilizan rayos laser múltiples para impresionar una placa con una imagen desde varios puntos de origen. Pero, para nuestros fines, lo que sirve para generar la idea de medicina holística es una propiedad que adquieren estas imágenes, y es que, al romper una holografía en dos o más pedazos, cada uno de ellos va a contener la imagen completa y no, como sería normal, una parte de ella.

Es decir, si tengo una holografía de una manzana y la rompo en dos, tres o cien pedazos, en vez de tener dos, tres o cien trozos de manzana, tendré dos, tres o cien manzanas, aunque de menor tamaño. Cuando tengo cien pedazos puedo comenzar a pensar en lo holístico de una forma de sanación.

¿Porqué? Simplemente porque cuando trato a un paciente de manera holística tengo que tener en cuenta permanentemente que, aunque esté tratando una parte muy pequeña de su cuerpo, las consecuencias se verán en la totalidad del organismo. Aún en el más pequeño músculo, hueso o tejido, seguirá presente la manzana completa. Con esto, lo primero que hay que olvidar es la disociación artificial entre la mente y el cuerpo. Luego de eso habrá que integrar las emociones y el alma. La medicina alopática o convencional no es capaz de hacer esta unión y ahí surge con fuerza el concepto de medicina "holística".

El concepto comienza a aparecer con el New Age, pero se propaga más allá de sus fronteras e impregna a toda forma de medicina no alopática, lo que no es ni puede ser verdad.

Hay formas de medicina complementaria que son holísticas por naturaleza. Es el caso de la medicina tradicional china, del Reiki o de la hipoterapia. Hay un segundo grupo que tratan de demistrar su vocación de holísticas, como la aromaterapia, algunas formas de masaje e incluso la hipnosis.

Pero también hay un gran grupo de medicinas complementarias que no son ni pretenden ser holísticas. Veamos algunos ejemplos.

El primero y más importante por su aceptación pública es la fitoterapia o medicina a través de las hierbas, plantas y productos vegetales. Cada hierba tiene una o más aplicaciones dependiendo de las propiedades de sus principios activos, y así, no se puede pretender que una hierba con principios activos de acción gástrica, diurética o respiratoria tenga efectos directos sobre todo el organismo.

Algunos dicen que cuando una hierba cura una enfermedad o malestar, se mejora el estado anímico y la vitalidad que viene dada desde el alma. Pero eso es estirar mucho el elástico. Resulta que la curación de cualquier enfermedad, y con cualquier forma de medicina, lleva aparejada una mejoría en los estados de ánimo y en la vitalidad. Pero eso no es ser holístico.

Si yo tomo Boldo (Peumus Boldus Mol.) por su acción colerética y hepatoreguladora, no pretendo que me cure otras dolencias. Quiero que funcione en el hígado y en la vesícula, aún sabiendo que eso tendrá efectos en lo que puedo y no puedo comer, y también en el funcionamiento de la totalidad de mi sistema digestivo. Pero no pretendo que sea holística.

Otro ejemplo útil es el ayurveda, la medicina tradicional y sagrada de la India. Se trata de una medicina de alta complejidad, aunque guiada por patrones basados en su realidad y que no necesariamente coinciden con los de la medicina occidental.

La medicina ayurveda parte señalando las tipologías del ser humano a partir de los tridoshas, Vatta, Pitta y Kapha, que definen desde el carácter hasta ciertos rasgos de la estructura fisiológica y la propensión hacia ciertas enfermedades. Pero, desde ahí en adelante, la medicina ayurveda desarrolla teorías y formas de tratamiento de acuerdo a los tipos de tejidos involucrados -los dathus- y genera especialidades médicas tan amplias y complejas como la toxicología, la fertilidad, la medicina interna, otorrinolaringología, psiquiatría y nutrición.

No es igual a la medicina alopática, aunque se parezca en algunas cosas, pero tampoco es holística, aunque lo parezca en un principio. Sus tratamientos son focales y sus resultados son medidos por esa eficiencia en el foco de tratamiento.

Lo holístico, entonces, es parte de la medicina complementaria, pero ambas expresiones no son sinónimas. Cuando nos ofrecen una terapia holística es mejor confirmar que lo sea, y en caso afirmativo, podremos también exigir resultados integrales u holísticos.

1 Comments:

At lunes, enero 01, 2007 2:16:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Saludos:
Partimos de un concepto errado. El proceso terapèutico no empieza con la aplicaciòn de la "tècnica" o "procedimiento" terapèutico. Como el autor de la nota quiere sugerir, la fitoterapia no serìa holìstica, tampoco la medicina aryuvèdica.
El enfoque holìstico se aplica desde que se està frente al paciente, su modo de andar, su expresion facial, su mirada, sus movimientos. Su expresiòn oral, el acento,etc,etc. Se persigue conocer al enfermo antes que la enfermedad, conocer al individuo en su integridad que lo mental, corporal, emocional y espiritual.
La alopatìa naciò bajo èsos mismos principios pero los fue dejando en el camino, para dedicarse màs a una parte del paciente perdiendo de vista su humanidad.
El proceso terapèutico empieza entonces con la calidez, y empatìa del terapeuta, interactuando sobre cada esfera en el paciente. La planta medicinal asì tenga efecto definido sobre algùn organo del cuerpo, sabemos que al actuar sobre dicho òrgano estarà interactuando con todo el organismo, el higado no vive al margen del corazòn o de los pulmones.
Una de las razones por las que las Medicinas Complementarias ganan màs adeptos es que los usuarios buscan un mèdico que lo escuche y sintonice con èl, buscan un mèdico que lo vea como un SER HUMANO, ìntegro , como una unidad.
Los procedimientos finalmente son la culminaciòn de todo el proceso.
Suerte

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home